Semblanzas

LOS RETOS PARA EL SECTOR CULTURA EN EL PRÓXIMO SEXENIO

Programa ampliado

MESA 1   Transparencia en materia cultural y artística

Modera: Michelle Patricia Aanderud Ochoa

 

La evaluación externa de programas y políticas culturales: ¿cuáles son nuestras certezas?

Margarita Hernández Ortiz

Semblanza  

Margarita Hernández Ortiz es licenciada en Ciencias de la Comunicación por el ITESO; maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Guadalajara y la Universidad Estadual Paulista, en Brasil; y doctora en ciencias sociales con especialidad en sociología por la Universidad de Guadalajara. Ha sido distinguida por el CONEICC con el primer lugar del Premio Nacional de Comunicación y, posteriormente, fue merecedora de una de las becas internacionales que otorga el programa de becas CLASO-ASDI de promoción de la investigación social en el Concurso “Poder y Nuevas Experiencias Democráticas en América Latina y el Caribe”. Y¡Y en dos ocasiones fue becaria del consejo nacional de ciencia y tecnología (CONACYT)  la mayor parte de su vida profesional la ha dedicado a la docencia universitaria y la capacitación especializada; la investigación y análisis del sector cultural; y al diseño, operación y evaluación de programas y políticas culturales para el desarrollo social.
Tiene más de 16 años de experiencia como docente universitaria principalmente en las facultades de ciencias de la comunicación, arquitectura, medios audio visuales, gestión cultural y gestión de gobiernos locales. Además de diseñar e impartir varios cursos de capacitación y actualización, participar en seminarios, diplomados y conferencias a nivel nacional e internacional. Como investigadora, su trabajo se ha concentrado en el análisis del sector cultural y de los modelos de gestión en países como México, Brasil y Argentina. Sus trabajos de investigación más significativos son: “La Estructuración del Sector Cultural Gubernamental en México (1988-2012)”; y “Tomar la ciudad: actores sociales y estrategias culturales. Tres modelos de gestión cultural latinoamericanos”. En el ámbito de la función pública, ha desarrollado varios programas y proyectos en contextos locales, regionales e internacionales, entre los que destacan la creación del Sistema Estatal de Ensambles Comunitarios Ecos, Música para el desarrollo; el desarrollo del programa integral de recuperación de polígonos urbanos abandonados y en Desuso integration con la unión europea a través de Urbal III y en coordinación con la alcaldía de Stuttgart, Alemania; y la implementación del primer sistema de evaluación de programas culturales para el desarrollo social en el estado de Jalisco, con reconocimiento de instituciones como CONEVAL y CLEAR. Actualmente es jefe del departamento de Economía y Ciencias Políticas de la división de Estudios en Economía, empresa y gobierno y es profesora-investigadora adscrita Centro Universitario de Tonalá de la Universidad de Guadalajara, México.

Resumen

¿Cómo sabemos que lo que hacemos en el nombre de la cultura y el desarrollo ha tenido algún impacto en las comunidades beneficiarias?, ¿por qué el sector cultural no se sujeta a las políticas locales, regionales e internacionales en materia de evaluación para resultados?, ¿por qué los organismos nacionales e internacionales especializados en evaluación externa y gestión para resultados (BID, CLEAR, CONEVAL, CEPAL, etc.) no incluyen al sector cultural como parte sus tareas de observación, monitoreo y seguimiento de indicadores? Los constantes cuestionamientos sobre la fragilidad social y económica de los agentes del sector cultural; la evidencia palpable de la precariedad de las condiciones de desarrollo cultural en comunidades rurales y urbanas; la dispersión y poca contundencia de los esfuerzos para el cuidado del patrimonio y la promoción de las disciplinas artísticas; aunados a la inconsistencia e informalidad de los sistemas operativos de las instituciones culturales públicas son algunos factores significativos que conducen a plantear preguntas sobre la pertinencia, coherencia y eficacia de las políticas y programas culturales que son diseñados e implementados por las instituciones públicas en México y América Latina.

Este trabajo de investigación aborda el tema de la ausencia de prácticas de evaluación externa y de gestión para resultados en políticas y programas culturales que tienen como objetivo el desarrollo social. Actualmente, el sector cultural cuenta con un déficit de información estadística importante y al mismo tiempo se cuenta con muy poca evidencia del impacto o resultados que los programas y políticas tienen en la vida de sus beneficiarios.
Algunos autores y analistas consideran que existe un desfase entre los cimientos teórico-conceptuales de los modelos de gestión cultural que genera problemas de confusión metodológica tan serios, que incluso ponen en duda la existencia y vigencia de las instituciones culturales nacionales. Y es que, “de-construir un texto a nivel simbólico no es equivalente a de-construirlo a nivel de las prácticas cotidianas de trabajo. Allí se exasperan los sentidos del análisis cultural al hacer visible, el complejo lugar de las políticas culturales. Éstas se consolidan simultáneamente desde dimensiones institucionales (administrativas, legales, financieras, políticas) en medio de sociedades caracterizadas por las modernidades heterogéneas y desigualdades estructurales profundas. Pasar de la crítica cultural como campo teórico a la política cultural como campo de trabajo nos confronta con un problema metodológico” (Ochoa G., 2003, pág. 29).

En consecuencia, asumir este reto metodológico nos obliga pensar al sector cultural en referencia o complementariedad con otras políticas públicas y metodologías de evaluación y gestión para resultados que podrían favorecer el desarrollo de un campo que se ha caracterizado por ser opaco, excluyente, auto referenciado e informal.

La investigación se ha concentrado en revisar algunas experiencias de evaluación externa de programas culturales que se han llevado a cabo en México, particularmente en el estado de Jalisco, sus ventajas y los obstáculos políticos, sociales y de financiamiento a los que se han enfrentado.

 

 

Tensiones en la planeación en el sector cultural en México. Reflexiones desde las críticas y aprendizajes de las industrias creativas en Reino Unido

Laura Mishelle Muñoz González 

Semblanza  

Laura Mishelle Muñoz González (Ciudad de México, 1992), es licenciada en Administración por la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM. Como proyecto de titulación presentó la ‘Propuesta de mejora en los indicadores de los museos de artes visuales de la UNAM’. Durante su licenciatura fue electa Consejera Universitaria representante de los estudiantes de su Facultad.

En 2014 obtuvo becas para cursar estudios de Cultura visual con énfasis en temas de racismo y género en los EEUU en la Universidad de Berkeley en California. Y cursó un semestre en estudios europeos y de Administración en ICHEC Management School de Bruselas. Ha sido colaboradora de las revistas Aydinlik de Turquía y traductora y articulista de la revista europea CaféBabel en Bélgica. Ha participado en dos proyectos de mural; como asesora en cursos y talleres de emprendimiento y desde 2015 colabora con proyectos culturales como Taller Huachinango y Pasaporte Cultural. En la UNAM, se desempeñó como líder de proyecto en la Coordinación de Planeación, Evaluación y Presupuesto y posteriormente en la Coordinación de Asuntos y Relaciones Internacionales. Además ha participado en el Seminario de Investigación Museológica de la Coordinación de Divulgación de la Ciencia.

Actualmente realiza estudios de maestría en ‘Arts and Cultural Management’ en King’s College London, gracias a la beca FONCA-CONACYT 2017 para estudios en el extranjero. Su proyecto de titulación es la investigación-producción del filme documental ‘Buscando esperanza: la lucha por la memoria y la paz en México’.

Resumen  

La planeación y evaluación de las políticas culturales, surgen y se diseñan necesariamente desde arenas de tensión y debate. En México, el panorama plantea retos en torno a los nuevos gobiernos, la Secretaría de Cultura de reciente creación, los objetivos de desarrollo del milenio y múltiples escenarios globales que están cambiando.

En este sentido, vale la pena reflexionar sobre las críticas recientes que han surgido al modelo de industrias creativas en Reino Unido. Tal modelo, surgido realmente en Australia, ha servido como inspiración para muchos gestores y especialistas, sobre todo en lo que refiere a definir el impacto económico de actividades culturales y a pensar la creatividad como promotor de innovación y desarrollo. Esta presentación busca plantear algunas ideas y preguntas cómo; ¿Qué retos y críticas ha enfrentado el modelo de industrias creativas en Reino Unido?, ¿De qué modelos de evaluación podemos aprender?, ¿Para qué necesitamos re-pensar la planeación y evaluación?, ¿Qué tipo de impactos o diagnósticos son necesarios en nuestro país?

En este contexto, podemos decir que en México los retos de la transparencia inician desde la definición de problemas, ámbitos de acción y objetivos. Y que existen experiencias internacionales que pueden informar a las políticas públicas del país. En suma, nuevos retos, modelos y metas, tal vez requerirán cambios en los procesos y métodos de planeación y evaluación en el sector cultural en México.

 

 

Ciudades creativas vs burocracia

Citlali Mayek Santos Toriz

Semblanza  

Maestra en gestión cultural y licenciada en comunicación. Con experiencia gestionando y potenciando comunidades creativas, culturales, innovadoras y

tecnológicas; a través de la creación de valor y estrategias de contenido y marketing cultural. Colaboradora en proyectos y eventos internacionales.           

Resumen

Hace unos meses comencé una investigación sobre las ciudades creativas en México que forman parte de la Red de Ciudades de la UNESCO. Solicité las carpetas originales de cada ciudad (Ensenada, Guadalajara, Morelia, Ciudad de México, San Cristóbal de las Casas y Puebla) a la Unidad de Transparencia de la CDMX, y en la Plataforma de Transparencia a nivel Federal. Para obtener el archivo de la CDMX tuve que meter recursos de revisión porque se pasaban la bolita entre dependencias. Para San Cristóbal de la Casas, ocurrió algo muy curioso, quien realizó dicho expediente fue un equipo de GDL. y la Plataforma me dijo que pidiera a ese gobierno y no a San Cristóbal. Cuando está publicado que para dicha ciudad fue un equipo de Chiapas quien presentó la postulación, y según los lineamientos de la UNESCO es el ayuntamiento quien debe postular a su ciudad. Las demás ciudades se encuentran en proceso. Aquí hay claramente una falta de transparencia no solo por parte del gobierno, sino por quien está a cargo de este enlace México-UNESCO. Y lo que existe en los archivos ¿realmente se lleva a cabo? Me gustaría abordar este tema y plantear la problemática, las ciudades creativas forman parte de la industria cultural y creativa, y a nivel nacional poco se está haciendo al respecto con esto. Gracias.

 

 

Recursos, transparencia y creación artística

Francisco Édgar Castelán Hernández

Ciudad de México. Actor, Director de Escena y Dramaturgo. Egresado de “El Foro. Teatro Contemporáneo”, escuela de teatro que dirigiera el Maestro Ludwik Margules.

Presidente de “El Teatro del Fantasma AC”, organización cultural dedicada a las artes escénicas y a coadyuvar en el restablecimiento del tejido social por medio del arte y la cultura en zonas de alta y muy alta marginalidad donde las condiciones económicas y/o físicas no permiten el acceso a este derecho.

Fue becario de la Organización de Estados Iberoamericanos para estudiar los procesos de teatro independiente y comunitario en Argentina para replicar modelos en México.
Alumno de David Psalmon en “Teatro del Oprimido”, técnica brasileña desarrollada por Augusto Boal, usada para resolución de conflictos con participación comunitaria.

Consultor en Participación Ciudadana y Desarrollo Social por Participare AC. Es co-fundador, junto con Ernesto Alvarado Ruiz, de la Escuela de Formación Ciudadana y Conservación del Patrimonio del Centro Histórico de la Ciudad de México, cuyo modelo fue aprobado por la UNESCO y ahora se replica en otras ciudades patrimonio.
Actualmente colabora en el “Tercer Congreso Nacional de Teatro: Derechos Humanos y Construcción de Paz.”

La opacidad con la que actualmente se manejan los recursos asignados al sector cultura, es una de las principales trabas para que el sector privado se decida a invertir en la producción de cualquiera tipo de creación artística.

A esto habrá que sumar la pésima política fiscal en relación con la deducibilidad para quien decida poner sus recursos en al arte y la cultura. Los recortes financieros al sector han reducido la posibilidad de creación principalmente en sectores independientes. Las nuevas tecnologías llegadas con el internet son poco o nada aprovechadas para fomentar la cultura del mecenazgo.

El ejemplo de Brasil en materia cultural debe guiarnos para hacer absolutamente transparente y eficientes el uso de los recursos destinados a cultura.

Nuestra propuesta gira en establecer un portal bajo el control de la SECULTA con donde tengan cabida todos los proyectos culturales que requieran financiamiento del estado, para que, como en el modelo de las fondeadoras, también pueda haber participación privada. La elaboración de Aps temáticas puede permitir acceso inmediato desde cualquier lugar para quien quisiera apoyar económicamente.

De tal forma que todos puedan tener posibilidades de ser concretados.
De igual forma, nos interesa plantear algunas formas alternativas de consecución de recursos, tanto de gobierno como de particulares, mismos que destinados al sector cultural, pueden tener mayor incidencia en el desarrollo social y ampliar las posibilidades de financiamiento de todas las actividades artístico-culturales que así lo soliciten.

 

 

 

16:00 – 18:00 hrs

MESA 2  Marginación cultural e inclusión

Modera: Anel Jiménez Carrizosa

Participación y no participación en actividades artísticas y culturales en diferentes zonas de marginación en México

Javier Reyes Martínez y Oscar Alfonso Martínez Martínez

Semblanza  

Oscar Alfonso Martínez Martínez

Doctor en Políticas Comparadas de Bienestar Social, exbecario de la Fundación Carolina para estudios de Posdoctorado en la Universidad de Valencia-España. Desde 2008 es profesor del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana. Durante el 2014, fue profesor visitante en Boston College, por medio de la beca sabática del CONACYT. Cuenta con más de una cincuentena de artículos en revistas indizadas y capítulos de libro, así como 6 libros coordinados. En 2014 ganó el Primer Lugar en el concurso de ensayo de la Cátedra Xabier Gorostiaga sobre Desigualdad y Pobreza en América Latina. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el Nivel 2, Miembro Regular de la Academia Mexicana de Ciencias y miembro de la Red Mexicana de Investigación en Política Social. Las líneas de investigación que trabaja son: Bienestar Social, Pobreza, Política Social y Evaluación de Políticas Públicas

Javier Reyes Martínez

Doctorante en Bienestar Social. Profesor de la Universidad Loyola del Pacífico y la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Actualmente cursa el Doctorado Internacional en Bienestar Social en Boston College. Gestor cultural, ha sido Presidente del Patronato Teatro Domingo Soler y Director de la Feria Internacional del Libro de Acapulco 2015. Sus líneas de investigación son derechos culturales y bienestar, participación cultural y exclusión.

Resumen

La participación en actividades artísticas y culturales, o participación cultural, es un tema recurrente en el discurso político y en la opinión pública. En la literatura se observan áreas de oportunidad en el estudio de la participación cultural: necesidad de estudios explicativos antes que descriptivos, mayor énfasis en métodos cualitativos, el entendimiento de la no participación, el desarrollo de modelo argumentados en lo empírico, y la participación cultural en el contexto de la población mexicana. A través de un diseño cualitativo de teoría fundamentada, se interrogó a personas de la Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca y Tamaulipas, zona rural y urbana, acerca de su participación en actividades culturales y artísticas. Los entrevistados consideraron fácil la participación cultural debido a la disponibilidad de recursos económicos, por la accesibilidad de las actividades, disposición de tiempo, porque se disfruta, o porque existe la oferta. Por otra parte, indicaron es difícil por la falta de tiempo y dinero, por el contexto familiar, por la distancia y tiempos de traslado, por la falta de oferta cultural, o por la inseguridad. La mayoría de los entrevistados indicaron que su participación es relativa, pues depende de la distancia, el contexto familiar, las relaciones de pareja, el grado de divertimento que pueda proporcionar la actividad, la disponibilidad de tiempo y dinero, la disponibilidad de oferta, preferencias religiosas, el interés académico, la inseguridad, y la información sobre las actividades.

A fin de interpretar estos resultados, se emplearon los enfoques paradigmáticos más recurrentes en la literatura, entre ellos, la teoría del capital cultural, la perspectiva de economía cultural, y el enfoque de derechos humanos. El producto final fue la elaboración de un modelo conceptual que permite definir las razones de la participación cultural, así como la no participación.

 

 

 

El fomento y la promoción de la cultura de pueblos originarios como estrategia de desarrollo

Estefanía Soto Carrasquel y Mario Alberto Velázquez García

 Semblanza

Estudiante de maestría en Planeación y Desarrollo Regional en El Colegio del Estado de Hidalgo; Licenciada en Ciencias de la Comunicación con énfasis en investigación. Titulada por trabajo de tesis “El Arte como mercancía de cambio: moneda del sistema dialógico artista espectador” en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, (UAEH); ha desempeñado funciones públicas como Coordinación de la Red Estatal de Museos del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo y Coordinación de Enlace Educativo y Comunitario en el Museo Textil de Oaxaca (MTO), voluntariado en el Área Educativa en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) y en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). Obtuvo el tercer lugar en el Concurso Estatal de Ensayo de Divulgación Científica y Tecnológica, con el trabajo: Mujeres indígenas: presencia (in)visible en la representación social y cultural de la población indígena mexicana, evento que se llevó a cabo en el marco de la Primera Semana Estatal Femenil de Ciencia y Tecnología, organizado por la Secretaria de Educación Pública de Hidalgo.

Para el trabajo que se presenta como propuesta trabajo en coordinación con el Dr. Mario Alberto Velázquez García, Investigador del Colegio del Estado de Hidalgo quien forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) desde hace más de 13 años, asimismo autor de los libros “El fomento y la promoción del sector turístico en México, estudios de caso y recomendaciones de política”, “ No hay constitución ni leyes que valgan, los recursos del Estado mexicano frente a los movimientos sociales”, entre otros.

Resumen

El fomento y la promoción de la cultura de pueblos originarios como estrategia de desarrollo Por Estefanía Soto Carrasquel Y Dr. Mario Alberto Velázquez García, El Colegio del Estado de Hidalgo

En México, la población indígena asciende a un total de 12 millones 25 mil 947 personas, que representa el 10.1% de la población nacional. La distribución de la población indígena a nivel nacional se expande en ocho entidades federativas: Oaxaca (14.4%); Chiapas (14.2%); Veracruz (9.2%); Estado de México (9.1%); Puebla (9.1%); Yucatán (8.8%); Guerrero (5.7%); e Hidalgo (5.0%). Sin embargo, la realidad de los pueblos indígenas en México se encuentra bajo el velo del subyugado; forjando un discurso que trata de hacerse escuchar ante el monologo dominante oficial del Estado, mismo que por un lado proclama la condición pluriétnica del país, fomentando nominalmente el desarrollo “desde abajo” pero, por otro, establece “desde arriba” las políticas y programas orientados a las poblaciones indígenas del país. Desde esta visión se ha sometido la diversidad étnica a categorías socioeconómicas como marginación, pobreza, subdesarrollo, tercermundista; situación que solamente remarca la hegemonía del contexto económico donde todo lo que tenga que ver con mercado, mercancía, nivel socioeconómico, producción, nivel tecnológico entre otros, es lo que determina y categoriza en algunos casos la identidad del individuo.
Al paralelo que el campo de la gestión cultural se va formalizando, y las políticas públicas sufren de una transición indispensable, resulta completamente imprescindible re-pensar la actuación del Estado como interlocutor entre el discurso del desarrollo y “la cuestión étnica”. Es preciso identificar y/o (re) funcionalizar aquellos elementos culturales locales como fuente para el patrimonio nacional. En México, la gran abundancia de imaginería a través de la historia ha producido una gran mina de productore(a)s de arte popular; elemento importante en la creación de una identidad nacional, que además ha delineado la relación entre el Estado y las comunidades indígenas locales y regionales, en esencia desde un discurso de política “de arriba abajo”. Ante esto, resulta claro que, si el Estado operara bajo un esquema realmente pluricultural, la diversidad sociocultural existente sería percibida como una potencia y no como un lastre para el desarrollo.
Actualmente, las condiciones en este país para la implementación de un nuevo modelo de desarrollo étnico van caminando lentamente, afianzando la dinámica multicultural en la sociedad, necesaria para un cambio de este tipo, considerando apaciblemente que las culturas indígenas no son estáticas, y que siguen existiendo articuladas a la matriz cultural de nuestra civilización.

Como lo señalara Bonfil Batalla (1987:116), “si cada vez más se admite el pluralismo étnico como componente legítimo de los Estados nacionales, éstos deben asumir la responsabilidad consecuente de instrumentar programas que contribuyan eficazmente a la recuperación cultural de los pueblos indígenas”, entonces el Estado debe de formular una política cuyo objetivo primordial sea la autonomía cultural de cada unidad étnica, en donde sin duda [alguna] los grupos indígenas se encuentran entre los conglomerados más vulnerables de la sociedad mexicana.

 

 

 

Festival Internacional Cervantino: el papel de la apropiación cultural

Miranda Picazo Torres

Semblanza

Gestora Intercultural por la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la UNAM, ha formado parte de diversos foros de opinión en la UG, ENES UNAM y en encuentros independientes como ponente. Organizadora del encuentro Agrietando la metrópoli: resistencias y urbanidades por Horizontes Interculturales en 2017 y cofundadora de Colectivo Wickiup (2013-2016), ganadores de la beca PACMyC del período de junio 2013-diciembre 2014 con el proyecto “¿Y si volvemos a jugar?” sobre la preservación de juguetes y juegos tradicionales en León, Guanajuato. Fotógrafa por la ESAP y actriz de teatro, actualmente trabaja en Colectivo Aquelarre presentando obras enfocadas en el teatro social en planteles educativos de nivel medio superior y superior.

Resumen

Guanajuato forma parte de un conglomerado de ciudades que generan una importante derrama económica gracias a su capacidad industrial en la rama automotriz y turística.
La importancia de esta ciudad radica en su capacidad económica como destino cultural gracias a su famoso centro histórico. Parte de los atractivos de este lugar es el Festival Internacional Cervantino (FIC) que año con año abre las puertas para volverse un básico de la oferta cultural del país.

Actualmente, el Cervantino tiene una amplia cobertura en municipios de Guanajuato y otros estados de la república con distintos proyectos de carácter social y cultural que sacan a flote el potencial de este festival.

La estructura que construye al FIC permite que este sea un evento cultural reconocido, asimismo que genera el status que permite a Guanajuato ser un destino cultural de renombre, situación que incrementa las posibilidades de desarrollo económico.
Pero el desarrollo, desde esta perspectiva, pareciera traer consigo la jerarquía sobre la programación de los eventos culturales, en los cuales destaca la participación de las bellas artes, o la “alta cultura”. Dichos eventos parecen limitar, en diversas ocasiones y espacios, la participación del público o de grupos artísticos más reducidos y con menor experiencia; incluso de grupos artísticos originarios de la ciudad.

Además, a lo largo del tiempo, Cervantino ha generado mercados alternos que han llevado a la ciudad a ser rebasada en su capacidad para albergar al turismo, llevando a esta a recibir cantidades que la infraestructura de la capital ha tenido que adaptar de diversas formas.
Todas estas situaciones parecen no permitir generar un proceso de apropiación del FIC con los habitantes de la ciudad.

El poco diálogo que se establece entre los guanajuatenses y la administración del evento parece darse únicamente durante la duración del festival y no en la planeación de este, aunque, en esfuerzos recientes, se han creado programas para ampliar la cobertura de Cervantino en sectores marginados y fuera de la Zona Centro de la capital, tales como el proyecto Ruelas y Cervantino para todos.

Cervantino es un evento de talla internacional que ha permitido generar un desarrollo en diversas formas a Guanajuato, sin embargo, ¿qué sucede en Guanajuato que no permite que se convierta en algo de la gente que vive ahí?

A partir de la recopilación de algunas experiencias de vida sobre Cervantino, se busca una aproximación hacia el proceso de apropiación de algunos habitantes con este aclamado festival, buscando que sus opiniones signifiquen una forma de participación ciudadana.

 

 

 

El CAO del Ajusco medio, un espacio de cultura comunitaria

Ana Luisa Ávila Herrera

Semblanza

Licenciada en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México. Es foto-reportera especializada en periodismo ambiental. Ha realizado colaboraciones para revistas digitales y actualmente coordina el contenido del sitio web Ecohistorias. Es promotora cultural en el Centro de Artes y Oficios del Ajusco medio (CAO) en Tlalpan desde hace 3 años y con experiencia de 6 años en Cultura Comunitaria. Ha socializando información sobre el patrimonio ambiental y cultural de la demarcación a través de programas de radio y talleres de periodismo comunitario. Ha implementado mapeos y estrategias de vinculación con organizaciones ciudadanas y colectivos distribuidos en la zona del Ajusco medio, para fomentar la participación y apropiación del CAO, antes y después de su apertura.

Resumen 

El Centro de Artes y Oficios del Ajusco medio (CAO) es un espacio inaugurado el 3 de marzo de 2018 en donde se imparten 34 talleres artísticos y oficios, como resultado de los programas de la dirección de Cultura Comunitaria de la alcaldía de Tlalpan, que tiene como objetivo incentivar a la comunidad a formar parte activa del lenguaje del arte y a llevar a cabo alguna actividad que potencialice sus habilidades individuales en un contexto colectivo.

Desde la administración anterior, las políticas públicas, junto a la participación ciudadana, han incentivado la continuidad en Tlalpan de convocatorias públicas enfocadas en brindar apoyos a 60 colectivos culturales y 130 talleristas con propuestas de intervención artística comunitaria, recuperación de memoria histórica, medios de comunicación, cuidado del medio ambiente, apropiación de espacio público y socialización de conocimientos relacionados a distintos oficios.

Como resultado de estos programas públicos enfocados también en erradicar la marginación cultural y fomentar la descentralización cultural, y a partir de una solicitud vecinal gestionada por más de 20 años, el CAO fue construido en las faldas de la cordillera del Ajusco, en la periferia de la urbe, a una lejana distancia de las principales rutas culturales de la Ciudad de México.

Rodeado de amplias reservas naturales y de colonias poblacionales que presentan hacinamiento, vulnerabilidad y violencia, el CAO busca posicionarse como un espacio de encuentro para la comunidad al tener como uno de sus ejes rectores la gratuidad en la impartición de todas sus actividades.

Además de la oferta de talleres, en este espacio se han realizado festivales, conciertos, exposiciones y tianguis solidarios como un complemento a los servicios que también se imparten desde el CAO: libroclub infantil, juvenil y para adultos mayores, cineclub para todas las edades, huerto comunitario, radio bocina, galería comunitaria, plaza pública y foro.
Al mismo tiempo, el CAO del Ajusco medio es parte de una red de recintos conformada por otros 4 espacios dedicados a la cultura comunitaria que actualmente forman parte del ejercicio cotidiano en Tlalpan, la alcaldía con mayor extensión territorial en la ciudad de México, con 11 pueblos originarios y con el cuarto lugar de las 16 alcaldías con mayor concentración demográfica.

 

 

 

18:00 – 20:00 hrs

Presentación Segundo informe OAC

María José Gutiérrez Padilla (Observatorio de Arte y Cultura)

Patricia Dannae Gaytán Ontiveros (Observatorio de Arte y Cultura)

 

El Informe Anual de Investigaciones del OAC del 2018 contiene los reportes de investigación de las muestras más significativas que participaron dentro de la convocatoria publicada en el primer trimestre del presente, con el fin de dar visibilidad a los agentes y aspectos de vital importancia dentro del estudio y de la práctica en el ámbito cultural mexicano.

 

 

 

14:10 – 16:00 hrs

MESA 3  Articulación de niveles de gobierno con relación a temas de políticas culturales

Modera: Giannella Ysasi Tavano

La aplicación de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, ONU, a partir de la conservación del patrimonio cultural en México

Francisco José Casado Pérez

Semblanza

Ingeniero Arquitecto por la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura unidad Tecamachalco (ESIA Tec.) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Maestro en Conservación y Restauración de Bienes Culturales Inmuebles por la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” (ENCRyM) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y miembro del Consejo Internacional de Sitios y Monumentos capítulo México (ICOMOS Mexicano A.C.); formación que le ha validado para presentar una decena de ponencias así como ser autor de artículos académicos, ambos a nivel nacional e internacional.

Resumen  

Debido a los drásticos cambios que han ocurrido en materia social y ambiental a nivel mundial, desde 2015 las Naciones Unidas (UN) presentó la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, documento normativo de corte internacional en el cual se plantean distintas estrategias conocidas como los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) los cuales buscan en la medida de lo posible propiciar una mejora en la calidad y modo de vida resilente. La adopción y adecuación de estos objetivos dentro de los distintos órdenes de gobierno e instituciones de los países miembros como México es imperante, por lo que al analizar su desarrollo, la figura de la conservación y restauración de los bienes culturales y naturales sobresale por su capacidad como vínculo transversal entre algunos conceptos de estos objetivos, opción sustancial para la aplicación de la Agenda 2030 con base en el análisis del articulado relacionado al patrimonio cultural en el país. Propuesta que no sólo busca actuar en favor de la salvaguarda del patrimonio, sino en ser un elemento tangible que tiene la capacidad de moviliza el desarrollo sostenible de la nación.

 

 

 

Análisis del recorrido de los observatorios culturales en los países que integran el MERCOSUR

Marcela Beatriz Ristol y Silvia Sleimen

 

Semblanza (máximo 300 palabras)

AUTORAS: Mg. Ristol Marcela; Lic. Esquius, Soledad; Dra. Sleimen, Silvia.                  

Somos docentes e investigadoras del Departamento de Ciencia de la Información, Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Mar del Plata.  Nuestra formación se sustenta en los posgrados realizados. En mi caso, Ristol Marcela obtuve el título en Magister en Arte, Museo y Gestión del Patrimonio Histórico de la Universidad Pablo de Olavide, Sevilla España. La Licenciada Esquiús, Soledad se encuentra en la etapa de defensa de su tesis es la Maestría en Educación Artística con Mención en Bellas Artes Universidad Nacional de Rosario (UNR), y por último Sleimen, Silvia es doctora en Bibliotecología y Documentación de la Universidad Carlos III, España.

 

Resumen

Los Observatorios Culturales se establecen, a partir de los años 90, como Sistemas integrales que tienen como finalidad gestionar información para transformarla en conocimiento útil en el ámbito cultural.

En particular, el estudio intentará reflejar, mediante una matriz de datos y su posterior abordaje cualitativo, la presencia, el recorrido y el desarrollo de esas organizaciones en los países que integran el MERCOSUR.

Los países que integran el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) son Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia y Venezuela, a partir de las últimas modificaciones efectuadas en el 2015. Desde sus inicios, el proceso de integración regional planteó acuerdos en materia migratoria, laboral, cultural, social, entre otros, los que resultan relevantes para sus habitantes.
El presente estudio intenta explorar el estado de cuestión de los Observatorios Culturales (OC) en los países miembros de esta Organización, a partir de supuestos necesarios tales como el desarrollo o ausencia en materia de análisis sistemático de información acerca del sector. Aunque los OC son instituciones conformadas por diversos principios y estructuras, finalmente todos, o en su mayoría, abordan la problemática cultural particular de su entorno.
En cuanto a la indagación, varias son las fuentes consultadas para conformar la matriz de datos; por un lado, el listado que infiere la Organización de Estados Iberoamericanos, OEI, y por otro, la nómina de la investigación realizada por Ortega Nuere (2010) acerca de la creación de mapas de infraestructura y eventos en Iberoamérica. Además, se adiciona un listado de aquellos OC que surgieron en los últimos años y que también son valorados para conformar este informe. De esta manera, la metodología se formaliza mediante la contextualización, la clasificación y la categorización.

Dado que se está trabajando en la construcción de un estado de la cuestión, se enuncian los siguientes interrogantes: ¿En qué años comienzan a instaurarse los observatorios culturales en los países que integran el MERCOSUR? ¿Cuáles han tenido continuidad? ¿Cuál es el porcentaje de observatorios impulsados por centros o instituciones procedentes de Universidades? ¿Cuál es la diferencia conceptual entre un Sistema de Información y un Observatorio? ¿Qué acciones provenidas de los observatorios se consolidaron en la región e impactan en las decisiones en relación a políticas culturales y resiliencia ciudadana?
Analizar el alcance de los Observatorios Culturales de la región, posibilitará obtener una visión pragmática de la incidencia de sus acciones en las últimas décadas, con la firme convicción de que su impronta en el sector refleja avances o retrocesos en los estudios culturales. En consecuencia, indagar la permanencia o seguimiento de estas organizaciones refleja, en algún punto, la contribución al proceso de la toma de decisiones y de apoyo a las políticas culturales.

 

 

 

Políticas culturales en el cine mexicano. EFICINE ¿Acelerador o freno?

Ginés Alfonso Navarro Palazuelos

Semblanza

Soy cineasta e investigador especialista en Estudios de Cine. He realizado investigaciones sobre el estado actual de la industria del cine en México y participado en congresos nacionales como Foro Internacional de Análisis Cinematográfico Tijuana (FACINE), la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC) e internacionales como Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC). Soy miembro del Laboratorio Iberoamericano de Documental donde se realizan investigaciones con salida en productos audiovisuales y digitales. También fui becario del programa Prensa y Democracia de la Universidad Iberoamericana. Actualmente soy académico en varias instituciones como la Universidad Centro y la Universidad de la Comunicación. He colaborado para medios como la revista Expansión y la revista digital Perro Crónico.

Resumen

A partir del año 2012 entró en vigor el Estímulo Fiscal para la Realización Cinematográfica EFICINE 189, se trata de un programa público que a través de estímulos fiscales da apoyo a la realización de películas en México.

Desde el 2012 y hasta el 2017, la producción de cine se ha incrementado hasta alcanzar más de 170 filmes producidos al año, gracias en gran medida a la implementación de este programa en combinación con otros como FOPROCINE y FIDECINE.
Si bien estás políticas públicas han demostrado eficacia en el desarrollo de una industria del cine mexicano, aún enfrentan ciertos retos relacionados con la distribución, promoción y exhibición, lo que se traduce en producciones que no ven salida y no llegan al público.
La presente investigación se adentra en el funcionamiento de los programas como EFICNE, FIDECINE, FOPROCINE, así como la Ley de Cinematografía, para entender los aciertos, las fallas y áreas de oportunidad que presentan para lograr su óptima eficiencia.
Por último, esta investigación promueve una serie de recomendaciones a la industria para promover el cine de calidad realizado en el territorio mexicano y/o en coproducción con otros países.

 

 

 

El Patrimonio Cultural de Cholula. Una posible conjunción entre el turismo, el estado y la ciudadanía.

Fátima Lucero Frausto Cárdenas

Semblanza

Lic. en Historia por la Universidad Autónoma de Zacatecas y Mtra. en Museología por la ENCRyM. Asistente de investigación en Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. Participó en el proyecto Metodología para el diagnóstico, monitoreo y evaluación de los efectos de la divulgación en sitios patrimoniales y museos, dirigido por el cuerpo académico del posgrado en museología-ENCRyM. Realizó una estancia en el Museo Nacional de Antropología Madrid, con el Programa Beca ENDESA para Iberoamérica de Patrimonio Cultural. Trabajó en el área de servicios educativos del Museo Amparo y actualmente es estudiante de la Maestría en Estética y Arte de la BUAP.

 

Resumen

El análisis de los proyectos de revalorización del patrimonio cultural que se han llevado a cabo en la región de Cholula, Puebla durante el periodo 1993-12017, permite identificar la complejidad presente en este contexto territorial:

1) Sitio arqueológico declarado Zona Protegida por Decreto Federal. Se ubica en el límite de dos municipalidades, San Andrés y San Pedro Cholula

2) El Santuario de la Virgen de los Remedios se encuentra en la cima de la base piramidal

3) Ambas municipalidades fueron denominadas “Pueblos Mágicos” en 2012

4) En 2014 el gobierno del Estado presentó un proyecto de intervención en la zona patrimonial denominado “Parque intermunicipal”

5) En 2017 se inaugura el Museo Regional de Cholula que se ubica en el Ex Hospital psiquiátrico de “Nuestra señora de Guadalupe”

Estos elementos interactúan simultáneamente provocando que los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) intervengan sobre el patrimonio cultural, a través de distintas instituciones y la aplicación de códigos legislativos protegen el patrimonio tangible e intangible que sigue presente y en actividad. La importancia histórica y patrimonial de Cholula la sitúa como una importante región cultural desde la época prehispánica, lo que la convierte en la ciudad activa más antigua del continente americano. Estas características han influido en la constante gestión y protección del patrimonio cultural, que a través de declaratorias y reglamentos, buscan controlar el saqueo y destrucción del mismo. Sin embargo, existe una constaté contradicción, ya que en distintas ocasiones el patrimonio local se ha visto acechado principalmente por proyectos de orden estatal que buscan vincular el patrimonio con el turismo y la obtención de recursos económicos, y la nula o escasa actuación de las instituciones ha provocado la intervención organizada de la ciudadanía. En este sentido se cuestionan las políticas culturales aplicadas, que no han propiciado una mejora en la protección, investigación y difusión del patrimonio cultural de la región, y que se reflejan en las demandas de diversos colectivos que desde la organización civil intentan generar propuestas y revertir el enfoque mercantil del patrimonio cultural.

 

 

 

16:00 – 18:00 hrs

MESA 4  Cultura en zonas de violencia

Modera: María Sicarú Vásquez Orozco

Comunidad, Cultura Hip-hop y Danza Urbana en zonas de violencia

Omar Francisco Sandoval Hernández y Mariana Selena Flores Nolasco

Semblanza

Autores: COLECTIVO HIBRIDO. Omar Sandoval a.k.a. Element 3 y Selena Flores a.k.a. Yei Rock

Omar Hernández [a.k.a. B-Boy Element-3] es bailarín, docente y activista de la cultura Hip Hop. Es arquitecto con estudios de maestría en Reutilización del Patrimonio Edificado y Cultural por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Es miembro del grupo Revolución Urbana, considerado uno de los grupos mexicanos más importantes de Break Dance, consolidándose en competencias nacionales y escenarios como el Centro Cultural Universitario, el Centro Nacional de las Artes o el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Es Co-fundador del Colectivo Híbrido, un proyecto cultural de Danza Urbana y cultura Hip Hop, el cual tiene como objetivo visibilizar los principales problemas sociales y culturales de nuestro país, dando prioridad a jóvenes de comunidades con un alto grado de violencia. Es miembro de B-Boy & B-Girl DOJO, un centro de enseñanza-aprendizaje del Break Dance y la cultura Hip Hop, con base en Helsinki, Finlandia y con una comunidad global integrada por bailarines de más de 30 países.

Para Element 3 el conocimiento es lo que sostiene a esta expresión artística, es por eso que su compromiso con la educación es su misión más importante. Desde hace 18 años practica esta manifestación artística, ha sido estudiante y aprendiz de los mejores maestros en la escena mundial y posee toneladas de conocimiento para compartir con las nuevas generaciones.

Resumen

“Se puede identificar al Hip Hop como el amplificador de las necesidades de una generación excéntrica. Desde su inicio y hasta la fecha, perdura el afianzamiento de fungir como un escenario de auto expresión. Aún laten las condiciones sociales y culturales en las que se basa su desarrollo. De tal naturaleza tenemos un eje de reflexión genuino para abordar la vida. El ritmo y el estado real de sus circunstancias vibra por medio de enérgicas manifestaciones artísticas.”

A principios de la década de los 70s, como resultado de una problemática social y económica muy profunda, el Hip Hop se asociaba con la pobreza y la violencia que asechaba a los barrios del sur el Bronx en Nueva York, lugar de origen de esta cultura. A raíz de esto, los jóvenes construyeron su propio camino, alejándose de las conductas violentas para canalizar su energía y expresar su creatividad, practicando los cuatro elementos tradicionales del Hip Hop: DJ’ing, Rap, Grafiti y Breakin, y manifestando esta misma conducta a lo largo y ancho del planeta, sin darle importancia al color de piel, nacionalidad o status social.

El Breakin o “break dance” es la danza original de la cultura Hip Hop. Sus raíces se extienden en profundidad, se trata de llegar a la materia fértil. La tradición se vuelve un marco de referencia sustancial para el practicante. Esto quiere decir que todo su conocimiento se va transmitiendo de generación en generación.

Objetivo general
Dignificar, difundir y promover la cultura Hip Hop y la Danza Urbana como una herramienta social que aporta cambios positivos en contextos vulnerables para erradicar la violencia.
Objetivos específicos
• Mostrar un resumen de los orígenes de la cultura Hip Hop mediante un análisis histórico, para valorizar su papel como mediador en la solución de conflictos en zonas de alta violencia.
• Mostrar los alcances y el desarrollo de la comunidad “hiphopera” en el mundo para visibilizar el impacto positivo del Hip Hop y la Danza Urbana.
• Fomentar los valores que caracterizan a la cultura Hip Hop: Paz, Unidad, Amor y Diversión.
• Acercar a las generaciones presentes y futuras a la práctica de las Danzas Urbanas y la cultura Hip Hop.
• Sensibilizar a los jóvenes por medio de la cultura Hip Hop para disminuir la violencia en sus comunidades.
• Desarrollar proyectos culturales y artísticos en zonas de violencia.
Ejes de la ponencia:
1. Educación. Enseñanza y aprendizaje del Break Dance y la cultura Hip Hop. Síntesis histórica. Métodos de enseñanza, técnicas de entrenamiento. Diferenciar entre los alcances artístico-culturales y los alcances deportivos del Break Dance.
2. Emprendimiento. Desarrollo de proyectos culturales y artísticos. Problemática, limitantes y retos para desarrollar proyectos dirigidos a la comunidad hip hop y el público en general. Muestra de los principales festivales y eventos culturales de Hip Hop y Break Dance en México.
3. Comunidad. La transformación del espacio público por medio de enérgicas manifestaciones artísticas. Apropiación del espacio público y su impacto en zonas de violencia. Grupos y colectivos regenerando el tejido social a nivel local, regional, nacional y mundial. El sentido de pertenencia de los bailarines urbanos en sus comunidades.

 

 

 

La radio colectiva, como estrategia de acción cultural comunitaria. Memoria y producción del espacio social

David Ramírez Zacapo y Niurka Chávez Soria

Semblanza (máximo 300 palabras)

David Ramirez Zacapo

Estudió Producción de Música Electrónica y Dj en la Universidad de la Música G-Martell, egresado de la Licenciatura en Arte y Patrimonio Cultural con especialización en Gestión Cultural por la Universidad Autónoma de la Ciudada de México (UACM), ha incursionado por diversos lenguajes artísticos como; Animación ( stop motion) Arte Sonoro, Radio Arte, intervención del espacio público a través de la radio (Radio Aguilita), Diseño Sonoro con Sintetizadores Análogo-Digitales, Construcción de Sintetizadores en el Centro Cultural España, así como en el Centro Cultural Digital. También en Diversas plataformas digitales como; Audacity, Ableton Live, Logic, Native Instruments, Reason, Supercollider y PureData. Cuenta con Diplomados en Gestión Cultural uno por parte de Secretaría de Cultura y otro más por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Un Seminario en Procuración de Fondos por parte de la Secretaría de Educación Pública. Actualmente colabora en los procesos de RedesCultura y Territorios Culturales colectivos con trabajo en capacitación y proyectos relacionados con los derechos culturales, políticas públicas culturales y redes digitales y comunitarias

Niurka Chávez Soria

Egresada de la Licenciatura en Sociología, con una especialidad en Sociología del arte y la cultura, y estudios de género en las Ciencias Sociales por la UNAM, FES Acatlán. Participa en diversos procesos, proyectos y espacios de investigación y trabajo colaborativo con colectivos con experiencias artístico- culturales vinculados a la promoción de derechos humanos y políticas públicas sobre cultura y derechos de las juventudes. Colabora en #Red_esCultura, grupo transdisciplinario sobre políticas públicas culturales y juventudes, actualmente titular de la Jefatura de Enlace con Sociedad Civil de la Dirección de Promoción Territorial para el Ejercicio de los Derechos Humanos de la CDHDF. Ha impartido charlas y seminarios en el CCEMx sobre derechos culturales y digitales; Agenda Nacional de juventudes ( UNFPA 2013) Mesa de incidencia ley de personas Jóvenes de la CDMX ( 2011- 2015) en el comité impulsor del Foro de economía y cultura de la UACM (2015- 2017); en radio ciudadana ( 2015-2016); Féminas (2018); Territorios culturales (2017 actual) Cultura Viva Comunitaria CDMX (2016- 2017)

Resumen

Uno de los retos de los  siguientes años  es fortalecer espacios de  comunicación  que impulsen y generen espacios de exigibilidad de los derechos humanos y los derechos  culturales de manera transversal en la ciudadanía, el contexto nacional se ha visto permeado  de conflictos que han obligado que  muchas expresiones  artístico culturales se vean mermadas o sean poco visibles, una de las estrategias comunitarias que ha podido generar visibilidad  a exigencias de  garantía de  derechos de las comunidades  ha  sido la llamada  radio comunitaria, como una herramienta que fortalece las expresiones sobre  el patrimonio intangible  de las comunidades, la memoria, la resiliencia, y para ejercer los derechos culturales y construir una cultura  de paz  en medio del conflicto es necesario que se dialogue  en la agenda pública  nacional en materia de cultura, los mecanismos que  los  garanticen , la radio  como estrategia  y herramienta de transformación de conflictos en zonas que son mucho más  afectadas; la radio  como un generador de narrativas cotidianas  que logren conexiones  comunes para visibilizar problemáticas comunes y  generar espacios de expresiones  artístico  culturales que fortalezcan diálogos interculturales y procuren ciudadanías culturales a partir d e nuevas tecnologías que faciliten la  narrativa y que promuevan  la garantía, la promoción y defensa  de los derechos humanos en  los marco normativos existententes  y que se han mencionado en las  plataformas del próximo gobierno  como el fortalecimiento cultural comunitario, el uso de las nuevas tecnologías como herramienta para crear, promover y difundir la cultura, la recuperación de los espacios públicos, generación de programas específicos para poblaciones y grupos de atención prioritaria, e impulsar modelos  de museos vivos.

La presente propuesta  intenta generar un modelo de acción y fortalecimiento comunitario  transversal a partir de estrategias metodológicas para proyectos artístico culturales mediante  la radio colectiva  como una narrativa para  la transformación del conflicto social.

 

 

 

Aprovechamiento cultural e histórico de un Pueblo Mágico, en contextos de violencia y narcotráfico en Michoacán.

Osmar Contreras Gonzalez

Semblanza  

Alumno de quinto semestre en Licenciatura en Estudios Multiculturales de la Universidad de La Ciénega del Estado de Michoacán de Ocampo. también participe en actividades culturales y académicas, como en coloquios con diferentes perspectivas, tal como fue en el segundo, tercer y cuarto coloquio del Observatorio Cultural, en la Universidad de la Ciénega del Estado de Michoacán de Ocampo. Así como también en el primer y segundo Encuentro y Muestrario de Investigaciones Audiovisuales, de la misma institución.

Resumen  

La riqueza cultural e histórica con la que cuenta la población de Jiquilpan, Michoacán ha generado grandes retos para el sector empresarial, turístico y gubernamental en beneficio a la denominación de Pueblo Mágico, ante las políticas culturales implementadas a través de los contextos de violencia y narcotráfico que afectan al turismo nacional y regional en la población. Sin embargo, la diversidad patrimonial con la que cuenta dicha población, fomenta un alto interés de aprovechamiento de recursos culturales e históricos tanto para los espacios no explotados como para los establecidos en funcionamiento para los turistas.
El aprovechamiento de políticas públicas tras la denominación de Pueblo Mágico en Jiquilpan, obtuvo importantes beneficios no solo para la población, sino para la región, tras ser una importante vía económica de entrada al estado, en la cual cientos de personas transitan diariamente, siendo un punto clave para el turismo en el municipio. Pese a ello, el narcotráfico y la violencia han dejado cientos de estragos en la sociedad, principalmente en el turismo, dada la falta de seguridad que acontece en la región.

Ante los lineamientos de la nueva Política Nacional de competitividad turística, Jiquilpan se encuentra deficiente ante la falta de vacacionistas y de inversión en el sector privado de acuerdo a los contextos de violencia y narcotráfico que afectan a la población. Sin embargo, el municipio cuenta con lugares emblemáticos y una amplia historicidad que posiciona a Jiquilpan como una gran potencia turística y económica, tanto para el comercio local como regional. La nula intervención de lugares importantes como “Otero” y la cascada de “La Cantera”, ponen en riesgo de extinción una parte importante del patrimonio histórico y emblemático de esta ciudad pintoresca, la falta de mediación por parte de los órganos de gobierno competentes ha puesto en un punto crítico a esta población, dejando en riesgo un patrimonio importante que pueda llegar a posicionarse como una potencia económica y turística en la región.

 

 

Por el crecimiento e inclusión de Ixtapa Zihuatanejo en el tema del arte y cultura.

Blanca Esther Mares Díaz

Semblanza  

Actriz, docente y directora teatral desde hace 25 años en el puerto, Locutora y productora de Radio, Periodista y escritora. Licenciada en Educación preescolar, en el área teatral me he desempeñado casi toda mi trayectoria de manera independiente, hasta hace 3 años que me integre en Casa de la Cultura como docente y directora, como actriz participe en 19 obras teatrales en diferentes grupos teatrales del estado. En el tema de la Radio llevo 23 años desempeñándome, de los cuales 4 años fui Gerente de Capital Máxima Zihuatanejo. En. El periodismo tengo una trayectoria de 18 años. En el campo de la literatura, he escrito diferentes poemas  la mayoría de ellos con pseudonimo así también, la novela Burbuja de Cristal que se utilizó como material didáctico en algunas Escuelas Normales para maestros del estado de Guerrero, me desempeño igualmente como dramaturga improvisada, ya que en la mayoría de las representaciones que realizamos en la labor de Casa de cultura, adaptó y escribo Guiones para mis pequeños actores, tengo más de 10 piezas teatrales originales, 2 obras, 14 entremeses y varios guiones adaptados para mi región. Como emprendedora tengo el proyecto de fundar microteatro en la Costa Grande, entre otros proyectos enfocados al arte y cultura.

Resumen

En la Costa Grande del estado de Guerrero, pero en particular en el Municipio de Zihuatanejo de Azueta, reconocido por los medios como Ixtapa Zihuatanejo, nos enfrentamos los culturales a retos que en otras regiones atraviesan muy seguramente, pero que por su organización en torno a los interesados en el arte y cultura, son más llevaderos. uno de ellos es la apatía de nuestra propia gente, pero está se justifica por la nula acción de las autoridades y la ausencia de ausencia de un interés real por apoyar y mejorar el desarrollo del arte y la cultura en nuestro hermoso puerto, llamando incluso a este rubro por los propios políticos como “El hoyo negro de las administraciones” Debido a que se invierte y no se recupera, motivo por el cual, colocan en las direcciones de esta área en el gobierno municipal literalmente a cualquier persona, sin importar si tiene preparación, gusto por el arte o la cultura o no, situaciones que minan aún más todo esfuerzo que realizamos los culturales,  entrando así en un círculo vicioso donde por la falta de alguien capacitado en el tema, las convocatoria, vinculaciones y oportunidades de mejorar las condiciones culturales en la región, sencillamente nunca llegan. En términos generales, desgraciadamente por la falta de interés de nosotros mismos no solo sufrimos la marginación por parte de las autoridades estatales y federales, si no que nos auto marginamos nosotros mismos, motivo por el cual, en modo personal, he tomado la determinación no solo de participar en esta oportunidad que ustedes están brindando, también, estoy haciendo lo propio a nivel local, pese a que sé, que estoy luchando contra corriente para que tomen en cuenta este tema en el Municipio.

 

 

 

Presentación del Diagnóstico sobre Políticas Culturales en los estados en coyuntura electoral 2018

En colaboración con el Observatorio de Políticas Culturales de la UACM

18:00 – 20:00 hrs

Presentan:

  • Alejandra Petersen Castiello (Observatorio de Arte y Cultura)
  • Laura Elena Román García (Observatorio de Políticas Culturales UACM)
  • Wendy Arellano Jimenez (Observatorio de Políticas Culturales UACM)
  • Marco Antonio Zamora Herrera (Observatorio de Políticas Culturales UACM)
  • Marina Maldonado Sánchez (Observatorio de políticas Culturales UACM)

Este diagnóstico tuvo como objetivo identificar la variabilidad en la asignación y uso de los recursos económicos anuales de las dependencias encargadas de la política cultural en las entidades de Ciudad de México, Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelia, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán de 2015 a 2018. Se expondrán los primeros hallazgos sobre programas, presupuestos y calidad del proceso de solicitud de información.

 

OAC